6 COSAS QUE HACEMOS MAL AL EXPONERNOS AL SOL

Una manera saludable de disfrutar del sol y sus beneficios, es una buena protección. Como  personas humanas que somos, cogemos vicios y malas influencias, por lo que cometemos errores comunes a la hora de proteger nuestra piel del sol y no usar un protector solar adecuado. El resultado una piel envejecida, con quemaduras o peor..

Cosmetics&Go


CORREGIR HÁBITOS

1- NO ESCOGER EL SPF ADECUADO A TU PIEL

Escogeremos el protector solar según sea nuestro FOTOTIPO de piel. Los Fototipos de piel van de 1 a 6, el 1 sería para un tipo de piel más blanca.

Para pieles  Blancas: Un protector solar con un SPF de 50+, y a medida que vayamos cogiendo color podemos bajar hasta 30 o 20.

Para pieles “pardas” o ligeramente morenas,  un protector con un SPF 30 o 20

Para las más oscuras, que tendrían un tipo de piel con un Fototipo 6, pueden usar un SPF 20 - 10

2- APROVECHAR UN PRODUCTO SOLAR DE UN AÑO PARA OTRO

Primero de todo, aunque indique que el producto no este caducado, creo que después de pasarse 1 mes entero a 40 grados , va perdiendo su eficacia, así que al año siguiente el SPF que se indica en el envase, nos sería el correcto.

Cuando el producto solar no indica caducidad, encontramos el símbolo PAO ( es lo que dura un cosmético una vez abierto), éste seguramente indicará 6M o 12M, es decir, 6 meses o 12, ¡ya habrá pasado un año! MEJOR CAMBIAR POR UNO NUEVO

3- NO RENOVARSE LA PROTECCIÓN MIENTRAS TOMAMOS EL SOL

Una vez que tomas el sol, tienes que renovarte el protector, aunque indique “water proof” solo es para un tiempo determinado en el agua.

Otro punto a tener en cuenta, el protector solar esta formado por filtros  físicos y químicos, a medida que el sol incide sobre la piel, estos filtros se alteran perdiendo la capacidad de reflexión de la luz solar y la capacidad de proteger nuestra piel. Por eso, es importante renovarse el protector solar para cuidar la piel al exponerla al sol.


4- PENSAR QUE SIN PROTECCIÓN NOS PONDREMOS ANTES MORENOS

Morenos seguro que no, lo que vamos a conseguir si no nos ponemos una protección solar, ¡ES UNA QUEMADURA!

Los protectores solares, nos protegen contra el UVB y el UVA. El SPF indica la protección contra el UVB que es la radiación solar causante de las quemaduras.

En cambio el UVA, es más conocido por ser el  causante del envejecimiento prematuro.

Así que si tenemos una quemadura, eso significa que nuestra piel se tiene que reparar, si día tras día la vamos exponiendo al sol, difícilmente se reparara  y pueden aparecer alteraciones en la piel.

Un bronceado con protección puede ser un bronceado duradero.

5- SALIR DE CASA SIN PROTECCIÓN

¿Quién llega a la playa o a la piscina y se pone el protector? creo que poca gente, con el calor apetece un baño.

Al ponerse el protector en casa, te lo vas a aplicar mucho mejor y sobretodo los niños, les aplicarás el protector solar infantil con más tranquilidad.

6- UN PRODUCTO PARA CADA ZONA DEL CUERPO

De la misma manera que utilizas una crema facial y una crema corporal, también vamos a distinguir entre cara y cuerpo a la hora de escoger nuestro protector. 

Sobretodo, para proteger el rostro escoger una protección mucho más alta que la corporal, ya que hay zonas sensibles, el riesgo de aparición de machas y arrugas debido a la exposición al sol.

"¡Y al final de la jornada no te olvides el Aftersun!"

4 comentarios:

  1. Hola Águeda, he conocido tu blog a través de Linkedin :) y he visto este artículo. Muy de acuerdo contigo sobre el error de no reponer el protecto solar sobre todo cuando la crema es con filtros físicos y nos mojamos con el baño. Esto ocurre frecuentemente con los productos de cosmética natural que utilizan como filtro físico minerales que se pierden al bañarse. Aquí dejo más información sobre los filtros físicos http://ow.ly/PtdLO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias! tomo nota del tu link! Proteger nuestra piel es importante, por suerte cada vez tenemos más conciencia de esto!
      Besos
      Cosmetics&Go

      Eliminar