LA LUZ AZUL, LA GRAN DESCONOCIDA QUE NOS ENVEJECE SIN DARNOS CUENTA

¿Sabías que mirar el móvil envejece? los ordenadores ? las tablets?

Cosmetics&Go

Com tod@s sabemos la exposición a la luz del sol provoca envejecimiento prematuro. Por eso para evitar este envejecimiento ,cada día tenemos más conciencia de protegernos.

Pero la luz de sol refleja 3 tipos de radicaciones
  • Rayos IR
  • Rayos UV - los conocidos rayos UVA y UVB
  • Luz Visible

Cada una incide sobre  nuestra piel de diferente manera



¿Qué es la luz azul?

Dentro de la Luz visible encontramos, diferentes longitudes de onda y en una de ellas a 415 nm encontramos la luz azul.


Pero  la luz azul también la liberan dispositivos cotidianos como el móvil, las tabletas, los ordenadores. sin darnos cuenta estamos expuestos continuamente a esta luz.

Ejemplos de dispositivos que desprenden luz azul, que la reflejan directamente en nuestro rostro. 

¿Cómo afecta a nuestro envejecimiento?

- Nos altera las horas de sueño. Realmente por la noche antes de acostarnos es cuando tenemos tiempo de ponernos al día de las redes sociales y es cuando estamos más tiempo delante de los dispositivos.  

Alteramos el ciclo de sueño, por lo que nuestro cerebro puede pensar que tenemos que estar despiertos y no dormir o no descansar adecuadamente. Además de cansancio al día siguiente, nuestra piel no a tenido las horas suficientes de recuperarse, ya que es por la noche cuando realmente nuestra piel descansa y se repara.

-  Otros estudios demuestran que al incidir la luz azul sobre nuestra piel, puede provocar HIPERPIGMENTACIÓN, es decir, MANCHAS EN LA PIEL.

En el estudio se concluyo que las radiaciones de Luz Azul, puede provocar más pigmentación en la piel que estar expuestos a los rayos UVB.


Espero que a partir de ahora seamos más conscientes a la hora de exponernos a estos dispositivos. Por suerte ya encontramos en el mercado alguna que otro producto cosmético que nos protege de estas radiaciones.


Surce: Symrise, Duteil et al. Pigment Cell Melanoma Res 2014, Dupont et al. Int J Cosm Sci 2013 

No hay comentarios:

Publicar un comentario