EL ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL ¿LO PODEMOS EVITAR?

Las principales causas  del envejecimiento cutáneo son la edad de forma intrínseca y el fotoenvejecimiento de forma extrínseca.

Los factores intrínsecos del envejecimiento son inevitables, depende de la genética de cada uno. 

En cambio,  estamos expuestos a los factores extrínsecos  y algunos los podemos esquivar

Los factores extrínsecos más conocidos son: el sol, el fumar, una dieta pobre en nutrientes, el consumo excesivo de alcohol, la polución del aire, etc….

“Las arrugas que tenga o no una persona, dependen de su genética y de la exposición a los diferentes factores extrínsecos.”

Envejecimiento debido a la edad:
Se caracteriza por una piel del rostro más delgada y una pérdida de tejido. Además de la pérdida del número de fibras, de proteínas estructurales y fibras de elasticidad. 
Cosmetics&Go 
Con el tiempo, nuestra piel se vuelve flácida, pierde firmeza y aparecen  las primeras arrugas, al principio serán finas pero con el tiempo se irán pronunciando.


El envejecimiento debido a factores externos: 
Inducen cambios adicionales, de los cuales, el más visible es la Elastosis dérmica.  Se caracteriza por la presencia desproporcionada de fibras elásticas engrosadas, así como la acumulación y desorganización de fibras de colágeno y elastina. 

Nuestra piel perderá elasticidad y continuamente se volverá correosa, es decir, gruesa y dura a la vez.

“Podemos retrasar y atenuar la aparición de arrugas evitando algunos factores extrínsecos, optando por protectores solares cuando nos expongamos al sol, mantener una alimentación rica en nutrientes y evitar el consumo de tabaco y alcohol.”


Normalmente las arrugas más pronunciadas aparecen entre los 30 y 40 años de edad. Aunque la edad de la piel no  procede por igual en todas las personas, ya que las personas de piel oscura o asiáticas, desarrollan menos arrugas que las personas de piel clara. 

Cuando más clara es la piel, más susceptibles serán al fotoenvejecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario